Pasión por los caballos

que nace por el amor y la afición a la cultura andaluza y a nuestras tradiciones de su propietario, Don Sergio Ramos García. Ejerce las funciones de director de la yeguada Carlos Muela Regli, responsable del día a día de la ganadería.

POR INFLUENCIA FAMILIAR

Rodeado y asesorado por profesionales, se sientan las bases de la ganadería con un grupo de yeguas con unas importantes bases genéticas de líneas como “Granda, Plaza de Armas o Guardiola”, con caja, volumen, buenas caras y fieles a nuestra filosofía defendiendo ante todo “la raza”.

PARA CUBRIRLAS

Se elige como semental a Aldeano de Ramos, hijo del Sevillano XLI Campeón de la Raza “SICAB 2011” y sementales con orígenes Marín García en busca de grandes movimientos y funcionalidad.

CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS DEL PURA RAZA ESPAÑOL

Pura Raza Española es la denominación oficial que recibe en España la raza equina que, histórica e internacionalmente, se conoce con el nombre de “caballo andaluz”. Se trata de una nomenclatura creada en 1912 a partir de la locución inglesa “purebred” o “purebreed”. La Cría Caballar, que dependía del Ejército, abrió en España el primer libro para inscribir los caballos de raza árabe, pura raza inglés y anglo-árabe, decidiendo inscribir a los tradicionalmente llamados “caballos andaluces” como “Pura Raza Española”, más tarde abreviado como PRE, que es la denominación oficial que recibe una raza equina específica, en la que cada uno de los ejemplares que la integran presenta una serie de características comunes.

La Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (ANCCE) es la institución que representa al PRE a nivel internacional, a ganaderos de PRE de todo el mundo y a numerosas organizaciones de ganaderos nacionales e internacionales.

El PRE es un caballo equilibrado y resistente, enérgico, noble y dócil, con facilidad para adaptarse a diversos servicios y situaciones. Es un animal de fácil respuesta a las ayudas del jinete y de boca agradable, por lo que resulta obediente y con una gran capacidad de aprendizaje.

En definitiva, se trata de un caballo que destaca por su versatilidad como resultado de la conjunción de su equilibrio psíquico, su armonía de formas, su inteligencia y su voluntad de trabajo.

Los aires del caballo Pura Raza Española son bastante notados, ya que tienen mucha soltura, mucha fuerza y elegancia. Esta raza, en general, y en opinión de la mayoría de la población amazona, es una de las mejores para lucir en exhibiciones, espectáculos y algún que otro rodaje de una película. Los caballos españoles o andaluces tienen un carácter noble y trabajador. La mayoría de ellos tienen un carácter espléndido para un niño y perfecto para gente que busca Pura Raza Española con coraje, con bastante doma y con elegancia. La Pura Raza Española o Andaluza es la que más se conoce en diferentes lugares. Es una de las más destacadas.

CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS

CABEZA

Proporcionada, de longitud media y perfil fronto-nasal de subconvexo a recto; orejas medianas, muy móviles, bien insertadas y paralelas; frente ligera y discretamente abombada, ojos vivos, triangulares y de mirada expresiva.

CUELLO

De tamaño y longitud medios, ligeramente arqueado y musculado (en las yeguas, en menor medida), bien insertado en la cabeza y tronco y con crin abundante y sedosa.

TRONCO

Proporcionado y robusto, con una cruz discretamente ancha y destacada y un dorso consistente y musculado. El lomo deberá ser ancho, corto, igualmente musculado, algo arqueado y bien unido al dorso y a la grupa.

GRUPA

De longitud y anchura medias, redondeada y ligeramente en declive. Cola de nacimiento bajo y pegada entre isquiones, poblada de abundantes, largas y, a menudo, onduladas cerdas.

MIEMBROS ANTERIORES

Espalda larga, musculada, oblicua y elástica. Brazo fuerte y de buena inclinación. Antebrazo potente, de longitud media. Rodilla desarrollada y enjuta.

MIEMBROS POSTERIORES

Muslo musculado, nalga ligeramente arqueada y musculada y pierna larga. Corvejón fuerte, amplio y neto.

MOVIMIENTOS

Movimientos ágiles, elevados, extensos, armónicos y cadenciosos. Especial predisposición para la reunión y los giros sobre el tercio posterior.